MONOS ARDILLA EN ECUADOR

IMG_0560

 

Fitxa S. sciureus

LOS MONOS ARDILLA DE YASUNÍ

Ecuador alberga 20 especies de primates, 16 de ellas habitan en la Amazonia Ecuatoriana, el lugar con mayor biodiversidad del planeta. De hecho, el gobierno ecuatoriano ha editado una interesantísima guía gratuita dedicada exclusivamente a la observación de primates.

IMG_1595

IMG_1591

En agosto de 2013, en plena polémica por las prospecciones petroleras en la zona, nos desplazamos hasta el Parque Nacional Yasuní para tratar de observar algunas de las especies de más emblemáticas de primates del Nuevo Mundo. El sonido de los monos aulladores nos acompaño en muchos momentos. Sin embargo, un alojamiento demasiado cercano a la ciudad, un tiempo lluvioso y la poca fortuna, únicamente nos permitió observar fugazmente un pequeño grupo de lo que podrían ser tamarinos de manto rojo (Saguinus fuscicollis lagonotus), así como diversos grupos de mono ardilla común (Saimiri sciureus sciureus).
Esta es la subespecie con el rango de distribución más amplio, habitando además en entornos diversos. En nuestro caso los encontramos en zonas de bosque primario cerca del agua, pero también en entornos urbanos.

IMG_2861

IMG_2860

De hábitos diurnos y principalmente arbóreos, suelen desplazarse a poca altura. No resulta extraño verlos bajar al suelo para buscar invertebrados, que constituyen su principal alimento junto con los frutos.
Se trata de animales muy inquietos que pasan la mayor parte del día desplazándose y alimentándose. Emiten vocalizaciones de alarma ante la presencia de depredadores. Y ante situaciones de estrés o excitación es habitual ver como se empapan con orina las manos y frotan sus pies.

Forman grandes grupos mixtos que pueden alcanzar hasta varios centenares de ejemplares. Muestran poca territorialidad, simplemente parece que evitan a otros grupos, y de hecho se observan comportamientos cooperativos con otras especies. Suelen asociarse comúnmente con el capuchino blanco (Cebus albifrons), para buscar alimento y mejorar la vigilancia. Aunque tampoco es raro ver como individuos solitarios de una u otra especie son aceptados en grupos de la otra. También se han observado interacciones con el mono aullador rojo (Alouatta seniculus). Los milanos bidentados (Harpagus bidentatus), pequeñas rapaces amazónicas, suelen acompañar a los grupos de monos ardilla para alimentarse de los insectos que se asustan al paso del grupo.

IMG_0549

Las cópulas se concentran entre agosto y octubre. Los grupos se estructuran en base a un sistema polígamo de apareamiento. Pese a esto, unos pocos machos, los que acumulan mayor grasa corporal alrededor de los hombros en las semanas anteriores al período de cópulas, acaban siendo los preferidos por la mayoría de hembras.

La gestación dura 145 días, y los nacimientos de habitualmente una única cría se dan principalmente entre febrero y abril, coincidiendo con la temporada de abundancia de invertebrados. Los grupos sincronizan sus ciclos reproductivos, con el fin de disminuir las probabilidades de muerte por depredación y para colaborar en el cuidado de los pequeños.

Las 2 primeras semanas las crías se mantienen en contacto directo y exclusivo con la madre, durmiendo y alimentándose. Entre las 2 y las 5 semanas son cargados también por otros miembros del grupo. Y con 6 meses son destetados. Alcanzan la madurez sexual sobre los 4 años, pese a que en el caso de los machos se acostumbra a adelantar.

IMG_0556

Llegar hasta el Parque Nacional Yasuní

Visitamos el lugar en agosto. Teóricamente la mejor época es de julio a noviembre, para evitar las fuertes lluvias que caen sobre la Amazonia Ecuatoriana hasta el mes de mayo y que dificultarían las caminatas en la selva. Sin embargo, la lluvia puede aparecer en cualquier momento.

La puerta de entrada a la Amazonia Ecuatoriana es Puerto Francisco de Orellana, conocida como El Coca. La ciudad ha sido también el trampolín para las empresas petroleras, y la mayoría de sus habitantes son empleados por estas. Se percibe una fuerte fractura social y cultural, especialmente entre colonos e indígenas waoranis, quichuas, y shuar. Los conflictos entre estos y los trabajadores de la industria petrolera son frecuentes, y a día de hoy sigue sin verse una solución a este problema.

20150811150115941-page-002

20150811150115941-page-001

Para llegar hasta el Coca, con cierto margen de tiempo se pueden conseguir billetes de avión desde Quito por unos 40 USD por trayecto, con las aerolíneas TAME o Avianca.

Nosotros tomamos la opción algo más económica del autobús. Desde el aeropuerto de Quito un taxi prepagado hasta la Terminal de la compañía Transesmeraldas cuesta 26 USD y tarda algo más de una hora. El autobús realiza un trayecto nocturno de las 21:30h a las 5:30h (en época de lluvias el viaje se suele alargar) y cuesta 10 USD por trayecto. Pese a que Ecuador resulta uno de los países más seguros de la zona, los hurtos y asaltos violentos siguen siendo frecuentes por lo que es recomendable mantenerse alerta y tomar precauciones.

IMG_2467

IMG_2465

Previamente a nuestra llegada, habíamos contratado alojamiento en el Yarina Lodge, una reserva de 550 ha localizada junto a la zona de influencia del Parque. El personal de Yarina realiza el transporte en barca a través del río Napo desde El Coca hasta la reserva, tardando unos 20 minutos.

IMG_2476

La reserva organiza excursiones a diario para observar fauna y flora, visitar a una familia quichua, practicar pesca de pirañas o usar una cerbatana. En los límites de la zona de alojamiento también había instalada una plataforma donde se dejaba fruta cada dos o tres días y dónde por las mañanas acudía un grupo de varias decenas de monos ardilla que desde una distancia prudencial permitían ser observados.

IMG_0740

Los monos ardilla no se alejan demasiado de los cursos del agua, por lo que durante las sigilosas salidas en canoa encontramos tropas de monos ardilla que se delataban por los movimientos en las ramas de los árboles ribereños y las vocalizaciones en forma de silbido corto y agudo características de la especie.

La herencia de Pippi Calzaslargas

La deforestación es sin duda el mayor problema para los primates del continente americano, sin embargo el mono ardilla es además uno de los primates más codiciados como mascota.

1994016

La serie infantil Pippi Calzaslargas, la niña independiente que desafiaba a los adultos y que convivía con un caballo y un mono ardilla llamado Sr. Nilson catapultó a la fama a esta especie. Y con el éxito llegó un aumento de su demanda como mascota que todavía perdura pese a las fuertes restricciones legales para la tenencia de primates en la mayoría de países.

llengua