EL MONO AZUL, LA MONA ROSA. LA EVOLUCIÓN A TRAVÉS DEL ARTE

20151017_144740

El mono azul, la mona rosa

Nuestra relación con los primates se manifiesta en diversos ámbitos, y el arte es uno de ellos. Un cartel en el centro de Barcelona con un macaco de Berbería (Macaca sylvana) nos invitaba a visitar la exposición “El Mico Blau, la Mona Rosa” de la ceramista Teresa Gironès. Una reflexión sobre la evolución humana a través de la cerámica y la fotografía que se puede ver en Artesania Catalunya hasta el 18 de octubre.

20151017_144048

Gironès actualmente se centra en el ser humano, y en algunas ocasiones en su integración con los animales. Ella misma explica que el origen de la muestra fue la compra impulsiva de dos objetos de ropa representando un mono y lo que parecía una mona. Este hecho, junto con las observaciones de los macacos de Sri Lanka (Macaca sinica) durante un viaje a este país, la impulsaron a crear sus obras más recientes.

20151017_144216

20151017_144152

20151017_144138

La artista quedó fascinada por como los macacos peleaban por robarse los cocos entre ellos. Pese a haber muchísimos cocos en el suelo, ellos preferían siempre el que estaba comiendo el otro, y esto le recordó a actitudes muy humanas. A partir de esta y otras constataciones, Gironès se plantea si la evolución del ser humano en relación a los primates es positiva o hubiese sido mejor por el bien de la tierra y de los propios humanos no haber evolucionado. Un tema extenso y complejo sobre el que ella ofrece su particular visión.

20151017_144321

20151017_144237

El miércoles 30 de septiembre, la muestra se completó con la conferencia: “El mico que va baixar de l’arbre, interpretació des de l’art i la ciència” a cargo de Ricard Guerrero, biólogo y catedrático de Microbiología de la Universidad de Barcelona, y Jesús Ángel Prieto, profesor de la Escola Massana y miembro de A-FAD.